Teletrabajo: la nueva manera de reducir costos operativos y seguir siendo eficiente

El teletrabajo es la nueva tendencia económica que ha llegado para quedarse e innovar las empresas y las profesiones a nivel mundial. En vista de la actual crisis mundial por la pandemia de coronavirus, resulta imperativo entender que el trabajo a distancia, aunque no sea algo nuevo, hoy se puede reinventar con la sumatoria de los esfuerzos de la comunidad profesional y emprendedora de todos los países que apuesten por esta modalidad para reconstruir la economía desde las familias, hogares y conocimientos de cada ciudadano.

Por esa razón, el teletrabajo ofrece ventajas que serán aprovechadas por la gran mayoría de las empresas en 2020. Chécalas:

Autonomía

Probablemente es la ventaja más evidente del teletrabajo. La libertad para organizar el tiempo que se dedica al trabajo aumenta, lo que conlleva disponer de más espacio para disfrutar de otras facetas de la vida -que también las hay- como las aficiones o las amistades. El trabajo desde casa ofrece comodidades que, además de brindar rentabilidad económica, le dan holgura a tu vida cotidiana sin tener que soportar la presión de cumplir un horario presencial de trabajo de lunes a viernes.

 

Ahorro en desplazamientos

En grandes ciudades -y también en no tan grandes-, trasladarse al centro de trabajo puede consumir varias horas cada día. Al no tener que desplazarse al lugar de trabajo, se ahorra una gran cantidad de tiempo que se puede dedicar a otros menesteres. Esto implica que podrás ahorrar una buena parte, al menos el 10% de tus ingresos en gastos de transporte público, así como también les reduce los costos a las empresas que se ven obligadas a financiar los gastos de transporte y traslado de sus empleados desde sus hogares hasta el sitio de trabajo.

 

Mejora la opinión del trabajador respecto a la empresa

Dado que el trabajo a distancia origina una serie de importantes ventajas, lo normal es que ello influya en la valoración que el empleado haga tanto de la empresa como de su puesto de trabajo. Esta situación estimula un clima laboral basado en la confianza y repercute positivamente en la aptitud, actitud y capacidad operativa del empleado hacia la empresa.

 

Puede aumentar la productividad

Las ventajas que ofrece el teletrabajo deberían mejorar el estado de ánimo, lo que podría generar un aumento de la productividad si el trabajo a distancia se estructura con sentido, pues en la medida que veamos mayor cantidad de tiempo para disfrutar de otras facetas de la vida y le encontremos la rentabilidad a trabajar desde casa, estaremos más motivados a generar más productos, servicios y una mejor atención y proactividad en nuestros roles dentro del equipo.

 

Reduce costos en infraestructura

Tanto el dinero dedicado al espacio de trabajo en la empresa como otros gastos que vienen asociados al trabajo presencial -consumo de electricidad, calefacción, equipos informáticos, etc.- se verán reducidos, pues ahora esos costos simplemente quedan neutralizados y se desvanecen del presupuesto de la empresa, lo que mejora el flujo de caja de la organización a largo plazo y puede dar pie a incrementos salariales con mejores bonificaciones y compensaciones al personal.

 

Atrae más talento

Facilitar el trabajo a distancia hará que el puesto de trabajo sea más valorado en general, y puede conseguir que gente que difícilmente trabajaría en la empresa -por ejemplo- porque resida en una población lejana al centro de trabajo- lo haga encantado y con total disposición a aportar todo el conocimiento en la optimización del trabajo para los clientes.

 

Abrir chat