CIO: pieza clave en las empresas para enfrentar la pandemia

Los Chief Information Officer (CIO) son los ejecutivos de mayor importancia dentro de una organización, pues además de controlar y administrar todo el flujo de información, son esenciales para construir nuevas rutas y estrategias para superar los tiempos de crisis.

“Los CIOs deben responder al desafío con acciones a corto y largo plazo con objeto de aumentar la resistencia y prepararse para un futuro crecimiento rentable”, así lo aconseja Nicholas Colisto, vicepresidente y CIO de la firma Avery Dennison Corp, «Las interrupciones inesperadas pueden impedir la capacidad de las empresas para ofrecer productos y servicios a los clientes e impactar en los ingresos y la satisfacción del cliente», admite Colisto.

Entonces, el objetivo del CIO en tiempos de crisis y emergencias económicas como el que vivimos actualmente a nivel mundial por la pandemia de coronavirus, es garantizar y mantener a flote la rentabilidad de la empresa por muy oscuro que se ponga el panorama.

“Sorprendentemente, la amenaza ha galvanizado a los equipos de TI, de ahí que muchos directores de informática también hayan informado de más progresos en sus esfuerzos de trabajo a distancia desde la aparición del coronavirus que los que habían realizado en meses anteriores”, según Herb Schul, líder de sectores y soluciones de la firma EY Americas Advisory Markets.

La gran ventaja a la que los CIO le han sacado provecho de esta pandemia es la optimización y potenciación de las estructuras de TIC (tecnologías de la información y la comunicación). Se trata entonces de que los paradigmas de trabajo, desarrollo empresarial, crecimiento y cooperación profesional en equipo han cambiado con el shock de esta crisis global.

Entonces, las aristas por las cuales pasa el trabajo del CIO en medio de esta coyuntura son las siguientes:

  • Poner la gestión de crisis en primer plano

Formar un equipo de gestión de crisis de TI (ITCMT) y conectar a sus miembros con equipos de continuidad de negocio globales o incluso divisionales. Consiste en crear un programa de contingencia con mecanismos de respuesta operativa ante cualquier escenario imprevisto por la magnitud de esta situación de alto impacto económico.

 

  • Construir un tablero de resiliencia informática

Los empleados dependen de la TI, por lo que corresponde a sus líderes crear un tablero de resistencia de TI para monitorear los servicios de TI que proveen. La supervisión de las métricas clave de almacenamiento, informática, disponibilidad de aplicaciones, virtualización de escritorios y uso de VPN puede ayudar a la TI a saber si se están cumpliendo los acuerdos de nivel de servicio. En este punto se garantiza la capacidad de respuesta y blindaje de la información, así como de la big data de la empresa, mediante bases de dato en la nube que respalden la información clave en el ámbito financiero, administrativo y comercial de la organización.

 

  • Aprovechar la crisis para impulsar la participación de los clientes

Las empresas deberían aumentar sus estrategias digitales invirtiendo en la participación de los clientes, el autoservicio, el lugar de trabajo digital y las herramientas de gestión del conocimiento.

 

  • Comunicarse con su equipo

La ansiedad de los empleados es alta, ya que el 59% de los trabajadores teme la propagación del Coronavirus, según la firma Forrester Research.

 

 

 

 

Abrir chat