Kenos

¿Qué es un plan de resiliencia empresarial y por qué lo necesito?

Ya nos hablaba Charles Darwin en su teoría de la evolución cómo es que el más apto es el que sobrevive. Se adapta, cambia, y vence ante la adversidad. Sucede lo mismo con los negocios: solo los más fuertes, los que tienen un plan de resiliencia empresarial son los que logran el éxito.

Un plan de resiliencia empresarial te prepara para las eventualidades

En un área con tanto desarrollo como son las TI, no es raro que cada día se inventen nuevos términos o estrategias. Aunque puedas pensar que un plan de resiliencia empresarial es algo de este estilo, la realidad resulta ser otra.

La resiliencia es un concepto que viene existiendo desde hace mucho tiempo. La psicología lo define como la capacidad de adaptarse ante las situaciones difíciles. Cosas inesperadas como un atasco en el tráfico o perder tu billetera. Ser resiliciente significa poder sobrellevar todos estos eventos de la mejor forma.

En un ambiente laboral la cosa se complica un poco más. Ya no solo se trata de mantener la disposición y la actitud cuando el cielo se está cayendo, sino también seguir brindando un servicio. Es un error terrible que la situación de tu negocio afecte a tus actuales clientes.

Es por esta razón que se necesita el plan de resiliencia empresarial. Con él, podrás tomar previsiones y prepararte para ambos casos:

  • La forma de continuar satisfaciendo las necesidades de tus clientes.
  • Solucionar el inconveniente que se haya presentado.

Cuando se apaga el fuego comienza la reconstrucción

En el escenario perfecto y con un buen plan armado, tu empresa no debería sufrir daño alguno durante una crisis. Aún así, una vez haya pasado la eventualidad será necesario regresar todo a la normalidad. Todo volverá al estado en el que estaba antes de que dicha situación ocurriese.

Esto es algo que también se considera dentro del plan de resiliencia empresarial. Es un concepto simple, pero la implementación del mismo no lo es tanto, y menos aún si se quiere lograr de manera efectiva.

Por eso hay una gran cantidad de empresas que ofrecen sus servicios para apoyarte durante todo el proceso. Es mejor dejar que los profesionales hagan lo suyo, y a pesar de que puedas armar un plan por tu cuenta, te asesores. Así incrementarás en gran medida las probabilidades de éxito.

Aspectos que se deben incluir en un buen plan de resiliencia empresarial

El plan tiene que ser personalizado para cada empresa y tomando en cuenta las necesidades particulares. Ningún plan va a ser exactamente igual a otro, ni va a considerar las mismas áreas. No obstante, hay algunas que podría decirse que comparten entre todas y que siempre se deben incluir.

Reputación

Si el público ve que tu negocio es débil, nadie va a querer contratar tus servicios. La reputación es algo que siempre debe cuidarse, y para nuestra suerte, en la mayoría de los casos terminaremos mejor de lo que empezamos.

Pasado el tiempo de crisis y una vez se retomen las operaciones normales, quedará registrado cómo fue tratado el problema. De cara al público, tu organización habrá sido una donde durante un momento difícil se mantuvieron en pie. Esto podría decirse que es una especie de publicidad gratuita.

Seguridad

Dependiendo de la naturaleza de tu empresa, la seguridad puede tener un rol más o menos importante. Cuando ocurre una interrupción de servicios siempre existe una pérdida de información, por muy pequeña que sea. Además, esto puede dejar la puerta abierta para posibles ataques cibernéticos del exterior.

Si tu empresa maneja mucha información delicada, no puedes permitir que ninguno de estos 2 casos suceda.

Atiende las necesidades a tiempo

No cabe dudas que toda empresa necesita un plan de resiliencia, pero muy pocas aplican uno. Se requiere de tiempo, gastos y capacitación de personal para poder crear una buena reacción ante los desastres. Recursos que las empresas consideran no vale la pena utilizar.

La idea de este concepto es prepararse ante una posible tragedia, pero la gran mayoría no lo hace hasta que la tragedia ya ocurrió. Como suele decirse, nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Todavía estás a tiempo de prevenir ser una víctima más de las circunstancias, así que no esperes más y contacta a un experto.

CLIENTES

NUESTROS CLIENTES

NOS GUSTA

LA ATENCIÓN PERSONALIZADA

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo sin ningún compromiso