Kenos

La inteligencia artificial: ¿película o realidad? Averigua hacia dónde vamos

Con los avances alcanzados por la inteligencia artificial (IA), es usual preguntarse hasta dónde llegaremos. Hoy en día, su alcance parece no limitarse a un área o sector. Vemos su aplicación tanto en medicina como en una empresa de cualquier rubro.

Encontramos robots realizando funciones humanas, máquinas hablando como humanos y computadoras imitando el pensamiento humano. ¿Película o realidad? Los films nos muestran hologramas hablando por su cuenta, pero nosotros hablamos con asistentes virtuales.

Empleamos en diversos ámbitos la inteligencia artificial. No cabe duda de que está entre nosotros. Si quieres saber hacia dónde vamos con sus múltiples usos, empecemos por saber de dónde viene ¿Podremos ser más predictivos que ella? Averigüémoslo.

Significado y aparición de la inteligencia artificial

La inteligencia artificial es la simulación del razonamiento humano a través de máquinas. Analizando el comportamiento del hombre, ejecuta predicciones de sus acciones o preferencias.

¿Cómo lo hace? Empleando algoritmos. Teniendo en cuenta cálculos matemáticos y analizando las conductas humanas, puede deducir una tendencia o una acción futura.

¿Cuándo aparece?

El hombre ha presentado diversas inquietudes desde sus primeros pasos en este planeta, a las que debía dar respuesta para asegurar su supervivencia:

  • Manejo de datos o información: identificar cuándo cambiaría el clima, para prever sus cosechas, o conocer cuándo migrarían los animales son ejemplos de esa necesidad de saber.
  • Predecir para ordenar: establecer métodos para conformar una sociedad donde se pague algo a cambio de otra cosa. Surgieron sistemas contables como el ábaco (primer método predictivo de la historia).

Este permanente querer dar respuesta a estas dos cuestiones ha llevado al hombre a soñar, primero, y concretar, después, la fabricación de máquinas que pudieran cumplir con acciones humanas.

 

En 1941, el escritor Isaac Asimov, con su historia “Círculo vicioso” –sobre un robot desarrollado por dos ingenieros–, da el puntapié inicial y asienta las leyes de la robótica:

  1. Los robots no lesionan a los seres humanos ni permiten que otros lo hagan.
  2. Los robots deben obedecer a los seres humanos, a menos que esto vaya en contra de la ley número 1.
  3. Los robots pueden cuidar de ellos mismos siempre y cuando no atenten contra las dos leyes anteriores.

El trabajo de este escritor fue la inspiración para quienes vinieron luego. Ese es el caso de:

  • En 1936: Alan Turing escribe “Sobre números computables con una aplicación” y sienta las bases, junto al álgebra booleana, de lo que posteriormente será considerado el lenguaje de las computadoras. Usa por primera vez la palabra algoritmo y crea el test de Turing para determinar si las máquinas pueden hacer lo que el humano: pensar.
  • En 1956: Marvin Minsky, John McCarthy y Claude Shannon definen en la Conferencia de Darmouth, por primera vez, a la IA como “la ciencia de hacer máquinas inteligentes, especialmente programas de cálculo inteligente”.
  • En 1966: surge Eliza, el primer chat bot. La máquina y el hombre se comunican en su idioma. Ya no usan códigos para entenderse. 27 años más tarde se crea Polly, el primer robot con visión artificial.
  • En 1997: el computador creado por IBM, llamado Deep Blue, gana un juego de ajedrez al campeón Gari Kasparov (en 1996 habían tenido un encuentro que ganó Kasparov). Comienza a hablarse de inteligencia artificial en otros ámbitos fuera de lo académico.
  • En 2011: surgen asistentes virtuales, como Cortana. Google, Microsoft y Apple empiezan a mostrarnos sus creaciones.

Desde entonces, se observan permanentes intervenciones de la IA fuera de los espacios de investigación.

  • 2012: Google produce un ordenador capaz de reconocer caras y, en 2017, el algoritmo Libratus vence a cuatro eximios jugadores de póker de Estados Unidos.

Inteligencia artificial: ¿hasta dónde podemos llegar?

Poco a poco, vemos cómo la inteligencia artificial va ocupando y ganando otros espacios. Hoy en día la tenemos presente:

  • En asistentes virtuales como Alexa.
  • En medicina, con robots que asisten en operaciones.
  • En las empresas, a través de modelos analíticos y predictivos con manejo de datos e información.

Hay equipos de profesionales en Kenos que pueden ayudarte a implementar la inteligencia artificial en tu empresa. Si quieres saber hasta dónde puedes llegar con ella, contáctanos y lo veremos juntos.

 

CLIENTES

NUESTROS CLIENTES

NOS GUSTA

LA ATENCIÓN PERSONALIZADA

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo sin ningún compromiso