Kenos

Autoservicio en problemas tecnológicos: ¿qué le aporta a tu empresa?

¿Qué hace falta para mejorar la experiencia en el uso de TI? La respuesta es autoservicio en problemas tecnológicos. Muchas empresas han adquirido tecnología y adoptaron el trabajo remoto, pero aun así no logran los resultados esperados.

No basta comprar computadoras de última generación si nuestros empleados no logran mantener una videollamada cuando se requiere. O se ven forzados a suspender sus tareas porque la conexión de internet no es lo suficientemente  buena.

Para superar estos inconvenientes existe el autoservicio en problemas tecnológicos. De esta manera, los empleados aprenderán a salir de cualquier situación que entorpezca el trabajo remoto. A continuación, te contamos cómo implementarlo.

¿Qué puedes resolver con el autoservicio en problemas tecnológicos?

En el año 2020 se extendió la modalidad de trabajo remoto en las empresas y se empezó a identificar y encontrar inconvenientes a resolver. El autoservicio en problemas tecnológicos tiene como función principal mejorar la experiencia de empleo de las TI.

Situaciones que obstaculizan el trabajo remoto en la actualidad

Entre las circunstancias que pueden dificultar el trabajo remoto a día de hoy sobresalen las siguientes:

  • Conectividad. Los empleados presentan problemas con su conexión a internet y no saben cómo resolverlos.
  • Videollamadas. El personal no tiene conocimientos suficientes para mejorar la velocidad, actualizar los programas o buscar recursos para mejorar la conectividad, entre otras cosas.
  • Que no están debidamente actualizados.
  • Cambios de configuración. Se realizan sin conocimiento o sin darse cuenta por parte del usuario que le impiden conectarse al servidor de la empresa.

Este tipo de situaciones dificultan el trabajo e indisponen al personal. La jornada laboral, en consecuencia, resulta interrumpida e improductiva. No obstante, la solución ya está aquí y resulta más sencilla de lo imaginado.

La solución: autoservicio en problemas tecnológicos

Si bien ya se está implementando, aún queda mucho por recorrer. Los programadores y encargados de TI están abocados a la tarea de optimizar sistemas de autoservicio en problemas tecnológicos

Dado que el trabajo remoto llegó para quedarse, y las empresas están invirtiendo en tecnología para todas sus áreas, lograr que el personal sea proactivo es el objetivo.

Cumplir este objetivo implica que hay medidas que tomar, como por ejemplo:

  • Proveer al usuario las herramientas necesarias para monitorear y resolver problemas de inactividad del sistema, por ejemplo. Semáforos que indican el estado del sistema, le permiten al usuario saber de dónde proviene el obstáculo.
  • Capacitar al personal para actuar ante determinadas situaciones simples, como puede ser la interferencia de conectividad
  • Preparar a los usuarios para no esperar que siempre la solución venga del administrador de TI. Por el contrario, que puedan resolverlo por ellos mismos.
  • Darle material de estudio, webinars o tutoriales para actuar de manera adecuada frente a los inconvenientes.
  • Tecnología para aprender a usar la tecnología.

Este tipo de acciones son las que brinda el autoservicio, convirtiéndose en el aliado para la mejora de la experiencia en el uso de las TI. La consecuencia directa de esa mejora será la optimización de recursos, tiempos y resultados.

¿Cómo implementar el autoservicio en mi empresa?

Como hemos visto, invertir en tecnología no es garantía de rendimiento. Para implementar el autoservicio es necesario valerse de profesionales que manejen tecnología y cuenten con los conocimientos necesarios.

Poner en práctica el autoservicio en la empresa implica:

  • Automatizar flujos de trabajo para optimizar la comunicación entre clientes y personal.
  • Emplear inteligencia artificial y bots que sostengan la infraestructura tecnológica de la empresa.
  • Simplificar los procesos de utilización y operación de las TI para que puedan ser comprendidos por todo el personal.
  • Hacer un seguimiento del accionar del personal para guiarlo.
  • Implementar sistemas de gestión remota.
  • Facilitar el acceso al espacio de trabajo desde una URL.

Todas estas acciones sólo pueden llevarse a cabo por personal capacitado en TI.

Ponte en manos profesionales

En Kenos tenemos expertos en cada una de estas áreas. Pero además proveemos un servicio de consultoría para dar respuesta a cualquier situación.

Trabajamos de manera puntual sobre las necesidades de la empresa. Determinamos la estrategia a seguir en cada caso y realizamos las pruebas necesarias para asegurar un óptimo funcionamiento de los sistemas y del personal.

En la actualidad una empresa puede autodefinirse tecnológica si consigue una mejora en el manejo de software, plataformas y sistemas de gestión por parte de su personal. El autoservicio en problemas informáticos facilita las herramientas para lograrlo.

CLIENTES

NUESTROS CLIENTES

NOS GUSTA

LA ATENCIÓN PERSONALIZADA

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo sin ningún compromiso