Kenos

¿Por qué deben de migrar a la nube los ISV’s para mejorar su negocio?

La transición de las bases de datos en ordenadores al almacenamiento en la nube no es algo nuevo, pero su expansión emergente motiva a todos los miembros del sector tecnológico-informático a mejorar sus servicios. Es por ello que los desarrolladores de software independientes (ISV) tienen la oportunidad de migrar a la nube como un nuevo ecosistema para resguardar todos los códigos de programación que requieren para construir sus softwares.

 

Los ISV (desarrolladores de software independientes, por sus siglas en inglés) son empresas que son capaces de desarrollar sus propias soluciones de software adaptándolas, en muchos casos, a las necesidades de un cliente concreto. Esto implica que para brindar la mejor experiencia digital posible a ese cliente, los desarrolladores necesitan interfaces respaldadas en datos sólidos, datos 100% seguros en un servidor externo libre de cualquier ataque informático.

 

Dentro del sector de soluciones informáticas para la gestión empresarial, existen varios modelos de comercialización, por lo cual los ISV buscan entornos digitales fuertes que puedan dar seguridad, estabilidad y garantía a su infraestructura de tecnologías de la información, con la cual trabajan día a día.

 

De hecho, se ha producido una impresionante aceleración en el proceso de migración a la nube por parte de los ISV y sus clientes, a pesar de subsistir ciertas reticencias en sectores tradicionales donde todavía no ha habido relevo generacional.

 

Es decir, este tipo de tecnología no ha llegado a todos los sectores de la economía, pero ha empezado a ganar terreno en el más importante dentro de la industria tecnológica: los ISV, pues gracias a los nuevos softwares es que muchas empresas pueden sostener sus redes de TI, sus servidores, sus páginas web y sus bases de datos.

 

Muchos expertos aseguran que los ISV han culminado su experiencia de migración a la nube y están en fase de asunción del modelo de pago por suscripción. Muchos servidores en la nube ofrecen esta modalidad como un método de resguardo más eficaz para grandes bases de datos. El método de suscripción le da sostenibilidad financiera a la red de aplicaciones y servidores que mantienen la robustez de una determinada nube informática, sea de Google o de Amazon, por ejemplo.

 

Surgen cada vez más opiniones que señalan que hay otras enseñanzas positivas de la pandemia, como que las herramientas de colaboración ‘han venido para quedarse’ y  permitido adaptarse a las nuevas circunstancias del negocio. Las aplicaciones de colaboración remota permiten integrar los conocimientos y estrategias de los desarrolladores en la producción de códigos para la programación de softwares, que son muy cotizados por la gran mayoría de las empresas modernas.

 

Los clientes ya han perdido el miedo a utilizar esas herramientas porque ven las ventajas de conectarse y mejorar su productividad. Una nube informática es capaz de almacenar terabytes de datos con la ventaja estratégica de que reduce los costos de administración de datos en ordenadores, que a su vez implica costos operativos y logísticos muy elevados.

 

El mercado de servicios en la nube sigue creciendo más allá de todas las proyecciones, pero los proveedores independientes de software (ISV) se enfrentan a desafíos que llegan a ese mercado en crecimiento. La tecnología del almacenamiento y procesamiento de datos en la nube llegó para enfrentar esos retos con rapidez y agilidad en la administración de toda la información de clientes, que es necesaria para construir determinados softwares de atención al consumidor, uno de los principales requerimientos tecnológicos de las empresas.

 

La transformación digital acelerada de la nube requiere que los ISV encuentren nuevas formas de promover, vender e implementar soluciones en la nube de manera rápida y fácil. Por esa razón, el paradigma de la digitalización ahora tiene su base primaria en la gestión de la nube como un nuevo ecosistema resistente al fenómeno de los ciberataques, muy recurrentes en estos tiempos de una globalización tecnológica tan vertiginosa a nivel mundial.

 

Sin duda, el futuro de las empresas está en la nube. Migrar a este servicio de tan alta precisión les permitirá acelerar sus procesos de transformación digital para automatizar sus servicios y experiencias de consumo en beneficio de los clientes. Esta tendencia va al alza y ya se avizora como totalmente irreversible.

CLIENTES

NUESTROS CLIENTES

NOS GUSTA

LA ATENCIÓN PERSONALIZADA

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo sin ningún compromiso