Kenos

Las 6 tendencias para la implementación de nube híbrida en 2021

Las arquitecturas híbridas son el nuevo motor de recuperación y crecimiento de las empresas. Integrar las nubes públicas y privadas en un entorno digital completamente automatizado es una estrategia viable en la medida que penetra en todas las bases de datos de cada departamento de la empresa.

 

La pandemia de la COVID-19 aceleró la transformación digital dentro de las organizaciones. Implementar este tipo de esquemas agiliza la gestión y la clasificación de la información para reforzar el core del negocio. Este cambio se dio porque muchas empresas se vieron obligadas a adoptar el sistema de trabajo remoto para que sus trabajadores siguieran ejecutando sus funciones. Con esto, llegó la necesidad de invertir en tecnología. Por lo tanto, aplicar una nube mixta también es una buena estrategia para garantizar la continuidad del negocio.

 

Una solución que se destacó en esa repentina revolución fue la nube híbrida, un ambiente de computación que comparte datos y aplicaciones entre la nube pública y privada o, incluso, en varias de ellas. Este sistema conjuga lo mejor de ambos mundos: el flujo de datos de la red pública es filtrado por los componentes de la red privada interna para evitar la entrada de virus y ransomware.

 

La nube híbrida no concentra todos los recursos en una sola infraestructura o proveedor, con el fin de ofrecer el máximo de disponibilidad, confiabilidad, seguridad y escalabilidad del negocio.

 

En Kenos nos encargamos de implementar nubes híbridas con el objetivo de mejorar el rendimiento en la gestión de datos de las empresas.

 

Mientras más adopción de la nube híbrida en las empresas se produzca, mayor digitalización habrá a corto plazo con miras a una proyección óptima de resultados.

 

Muchas organizaciones se enfocarán en la transformación digital para que sus negocios no se estanquen, eventualmente, a causa de la pandemia, ni se queden atrás y la tendencia es que el número de empresas en la nube híbrida crezca mucho más este año. Por lo tanto, habrá una mayor circulación de datos que producirá más ventas y expandirá las bases de clientes de las empresas inversoras de nubes híbridas. Este aumento se espera, independientemente de si es una gran, mediana o pequeña empresa y de su segmento de actuación.

 

 

  • Desarrollo de estrategias inteligentes

 

En lo que va de 2021 se ha aplicado un enfoque creciente en el desarrollo de estrategias inteligentes de nube híbrida que maximizan los beneficios de este tipo de tecnología.

 

En dichas estrategias, deben estar incluidos el uso de recursos y la optimización de costos, las hojas de ruta de modernización de aplicaciones teniendo en cuenta qué es mejor para la organización, una gobernanza de datos más rigurosa, más seguridad y mucho más. Esto implica que el Gobierno de TI aplicado a la gestión de datos tiene como objetivo potencial agilizar el flujo de información captada y emitida en el desarrollo de estrategias de venta.

 

  • Aumento en la automatización y herramientas orientadas por inteligencia artificial

 

La automatización orientada por inteligencia artificial ha ganado espacio cada año. La COVID-19 aceleró aún más su adopción en la automatización, por tratarse de un ajuste natural. Esta automatización orientada por AI en la nube híbrida puede ayudar a analizar y simplificar el código repetitivo para la implantación de infraestructura. Es decir que la captación de datos puede generarse con la implementación de softwares de inteligencia artificial en la recolección de metadatos dentro de las bases en la nube de tu empresa.

 

Se prevé que en el 2021 la misma inteligencia artificial se aplicará al código de las máquinas, lo cual, a su vez, acelerará significativamente la migración de las aplicaciones a la nube híbrida y ayudará a gestionarla. Este hito sería un enorme logro porque las apps funcionarían con mayor rapidez en el procedimiento estándar de interpretación de los datos que le introduzcas.

 

–       Nuevas estrategias de seguridad  

La nube híbrida puede inducir un probable cambio en relación con la seguridad y cifrado de este sistema. Además, los especialistas esperan que, en el 2021, las estrategias de seguridad estén empezando a adaptarse de forma más tangible a la realidad de la nube híbrida y al ecosistema nativo de la nube que la rodea. Por lo tanto, la protección de los datos ahora estará vinculada con nuevos mecanismos, como el doble factor de autenticación.

CLIENTES

NUESTROS CLIENTES

NOS GUSTA

LA ATENCIÓN PERSONALIZADA

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo sin ningún compromiso